Reseña tardía: vale la pena leer Millennium Vol. I

Foto: G.V.

Tres semanas atrás, terminé de leer el primer tomo de la trilogía Millennium. Dejé pasar el tiempo, para que la sensación de furor se me apagara un poco, para entonces poder escribir sobre el libro, no sólo porque me hayan cautivado ciertos personajes o porque los temas que aborda, esten relacionados con lo que más me apasiona.

Creo que lo conseguí, porque ahora que pienso en el contenido y la estructura narrativa de la novela, puedo decir que tiene cualidades y defectos que no demeritan la recomendación final. 

Män som hatar kvinnor es el título original en sueco, al español se ha traducido como: Los hombres que no amaban a las mujeres. El autor es Stieg Larsson, periodista y escritor sueco que falleció tras hacer entrega de el último tomo de la saga Millennium.

Sus libros fueron un éxito después de ser publicados en el 2008, pero él no pudo disfrutar su fama. No se si el hecho de que haya muerto, también haya contribuido a obtener mayores ventas, porque yo lo he leído hasta hoy y me perdí de su momento de mayor apogeo publicitario.

Esta novela aborda muchos temas, pero el eje general es la violencia hacia las mujeres. Sin embargo, el autor ha tocado este tema de una manera inteligente e ilustrativa, de modo que su historia no sólo sirve para entretener. Además, no es la típica historia de mujeres violentadas, cuyo tratamiento te hace pensar en ellas como objetos de lástima.

Los personajes que Stieg Larsson creó, pueden ser muy comunes, pero de vez en cuando rayan, claro es, en la ficción, porque finalmente es una novela. Las mujeres que él describe, son como las reales, en el sentido de que son mujeres fuertes, profesionistas o no, con diferentes formas de cuerpos, intuitivas, inteligentes, algunas seductoras o tímidas y de alguna manera pertenecen a ese grupo de mujeres que alguna vez o en repetidas ocasiones, han sufrido de algún tipo de violencia, ya sea física, sexual, psicológica, económica e institucional.

Los hombres de los que habla, se dividen entre los que no aman a las mujeres y los que sí las respetan, ya sea como amigas, compañeras sexuales, colegas, esposas o hijas. 

La historia es sobre un periodista especialista en economía, Mikael Blomkvist, que pierde una demanda de difamación contra un empresario corrupto. Después es contratado por el viejo patriarca empresarial, Henrik Vanger, quien le pide que investigue la desaparición y posible asesinato de su sobrina Harriet. El periodista inicia con su búsqueda de información, junto con una investigadora privada llamada Lisbeth Salander, quien resulta ser una heroína, pero juntos descubren una intrincada relación de sucesos, que habían permanecido ocultos e ignorados por mucho tiempo.

Lo rico de esta novela es que toca muchos géneros de este recurso literario, ya que va desde la policiaca, psicológica, de espionaje, la novela negra y un poco de romance. La estructura narrativa es asimétrica y alterna los capítulos entre el personaje de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, pero llega un momento, en el que en un sólo capítulo, describe acciones paralelas de ambos personajes, lo cual hace que el lector se enganche y no pueda dejar de leer para saber qué es lo que sigue y hacia dónde llevarán todos esos sucesos. Es decir, que el suspenso está bien manejado. 

Los defectos pertenecen a la resolución que le da al comportamiento o actuar de los personajes, así como información que sale sobrando en los diálogos, lo cual puede verse como un cliché, como por ejemplo: una hacker no puede dejar a un lado las consultas en Google, cuando tiene toda una gama de opciones, a las que una persona común no tiene acceso. Y lo de los diálogos, no se si en realidad se deba a un problema de traducción del sueco al castellano. De hecho, las expresiones de los personajes son traducidos a la jerga de España. 

También en algunos momentos parecería que no hay química entre algunos personajes, pero al final comprendes el por qué de esa sensación que te da la lectura y el autor cumple con su cometido. En lo particular, yo creo que esta novela sí vale la pena leer, porque te hace imaginar cada momento, cada personaje y cada situación, como si estuvieses viendo una película proyectada por tu propia mente, que al mismo tiempo es alimentada por las palabras que Stieg Larsson escribió.

Las siguientes frases son algunas descripciones de dos personajes:

Una chica pálida de delgadez anoréxica, pelo corto.. y piercings en nariz y cejas. Solía dar la impresión de que se acababa de levantar tras haber pasado una semana de orgía con una banda de heavy metal.

La directora en jefe era una feminista con minifalda… era valiente, salía descaradamente bien en pantalla y sabía cómo hacerles frente a los canales de la competencia.

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Literatura

2 Respuestas a “Reseña tardía: vale la pena leer Millennium Vol. I

  1. no sabes muero por leer a larsson mijitaaaaaaaaaa me encanto que pudieras la reseña muy tentador he….justamente iba a comentarte que es muy morboso que haya muerto jajajajajajajajaja esta entre mis proximos placeres. Mee ncanta saber que estas aqui y que podemos morbosear en nuestras bibliotecas….. nerd o lo que sea pero me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  2. jajaja “bibliotecas nerd”. Pues echatelo, porque como ya dije sí vale la pena. Esta muy grueso, pero eso no es un impedimento, yo me lo acabé en dos semanas porque me enganché. Y luego me pasas tus recomendaciones de lo que hayas leído en estos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s